Reflexiones sobre la Transformación Digital. Alejandro Arceo Marrufo

Reflexiones sobre la Transformación Digital. Alejandro Arceo Marrufo

 
Como siempre sucede en época de tormenta no hay foros de negocios o estudios en donde la incertidumbre no esté presente; en estos tiempos donde las coyunturas mundiales están afectando una tras otra a las empresas y a los individuos, los tomadores de decisiones tienden a cuestionarse en dónde invertir los recursos de la empresa para tomar ventaja de las oportunidades y afrontar las adversidades. La encrucijada entre crecer o sobrevivir ha requerido en los últimos años habilidad, coraje y recursos para las organizaciones; es innegable la importancia que la tecnología ha cobrado para soportar estrategias en las empresas y así enfrentar la nueva realidad. 

Previo al COVID, ya existían varias empresas que iniciaron o estaban por iniciar un proceso de transformación digital y otras aún no tenían claro cómo aprovecharla; sin embargo, las circunstancias empujaron a muchas de ellas a adoptar tecnología de manera reactiva asegurando así la continuidad del negocio. Podemos decir, que originalmente buscaban en la Transformación Digital una forma de modificar el funcionamiento de sus negocios adoptando tecnologías digitales, principalmente con aplicaciones móviles, redes sociales, analítica basada en Big Data y servicios de nube que les dieran ventajas competitivas.

Los estudios post-COVID como el presentado por Accenture's Research en 2021, presentan un aceleramiento en la adopción de las nuevas tecnologías como Infraestructura y servicios en la nube, Internet de las cosas, Big Data y Analítica avanzada, Inteligencia artificial y automatización; todas orientadas a lograr una empresa fortalecida, competitiva y flexible; por otro lado, las estrategias que se tenían planeadas para el crecimiento de muchas empresas se tuvieron que reconvertir durante la pandemia a estrategias de sobrevivencia ¡al costo que fuera!; esto ha provocado en aquellas empresas que no estaban preparadas, un desbalance de recursos no previsto por sus equipos financieros. Es por esto por lo que, la correcta selección de soluciones tecnológicas y su aprovechamiento son cruciales.

En lo personal, considero que una solución tecnológica que no puede justificar el costo de su inversión es un lastre, ya que merma recursos para el negocio. Adoptar tecnología no debe tomarse a la ligera, no es algo que por moda u oportunidad se incorpora al negocio, ¡Tecnología que no esté alineada al negocio, no es sustentable!

Boston Consulting Group (BCG) en su estudio de febrero 2021, señala que un 70% de las empresas que encuestó, no consiguieron cambios sustentables en el logro de sus objetivos planteados para su transformación digital (esta no es una cifra menor o que pase desapercibida); BMC señala que el principal factor para lograr una transformación digital exitosa es contar con una estrategia de negocio bien integrada con los objetivos de la transformación digital. Todas las áreas de la empresa deben compartir la misma visión, deben tener claro como la tecnología adoptada va a apoyar al cumplimiento sus objetivos locales y desarrollar en su personal habilidades necesarias para el desarrollo y seguimiento de la transformación.

Aunque la transformación digital implica adopción de tecnología, no es necesariamente el responsable de sistemas (actualmente nombrado Chief Information Officer, CIO) la posición correcta para liderar estas iniciativas; de acuerdo con Delloite, 40% de los directores ejecutivos (Chief Executive Officer, CEO) prefieren delegar estos proyectos a la posición del CIO. En mi experiencia considero que esto es parte del problema, porque se corre el riesgo de que un proyecto de toda la organización acabe siendo responsabilidad exclusiva del área de sistemas. La transformación digital no es un tema de unos cuantos, es de toda la empresa; el compromiso general debe liderarlo, respaldarlo y patrocinarlo la dirección ejecutiva (CEO) con una eficaz planeación estratégica, más allá del corto plazo. 

Agradeciendo la invitación a este espacio trataré de abordar desde una perspectiva objetiva, reflexiones sobre temas de tecnologías sin perderme en tecnicismos que podrían complicar el mensaje a los lectores. Quiero cerrar con una última reflexión; en tiempos difíciles como estos, muchas empresas buscan soluciones que se implementen a corto plazo, eso no es malo, pero siempre hay que hacerlo pensando en el largo plazo, especialmente cuando se trata de inversiones tecnológicas por los recursos que consume su puesta en marcha.

MDTIC Alejandro E. Arceo Marrufo

Alejandro Arceo Marrufo es Maestro en Dirección de Tecnología de Información y Comunicaciones por la Universidad Anáhuac. Cuenta con una experiencia de más de 30 años y ha sido Gerente de Tecnologías de la Información en importantes corporativos del sureste de México como Megamak de Grupo BEPENSA, Monty Industries y Grupo LODEMO.

Actualmente es director de Tecnologías de la Información en ISCAM, empresa experta en la medición de Mercados para el Canal Mayorista de México. Amplia experiencia en Estrategias de Transformación Digital, Integración de Sistemas de Información Empresariales, Ciberseguridad e Infraestructuras; actualmente incursionando en Inteligencia de Negocios, Big Data y Data Science.

Ha sido reconocido por la Revista Especializada en Tecnología CIO México en 2014, 2015 y 2016 como uno de los 100 Chief Information Officer a nivel nacional por proyectos innovadores.
Padre de familia y esposo que disfruta de practicar ciclismo, carrera y natación al igual de la música, el ajedrez y el cine.


COMENTARIOS

Anónimo
Cierto es que la pandemia acelero la digitalización en México y en el mundo y necesario es que las empresas siempre trabajen un plan b en sus resultados; solo así podrán salir el mejores circunstancias y ventajas que la competencia. Para hacer el plan b se requiere ir profundizar en los procesos centrales y estratégicos a fondo. Felicidades Alejandro, !recibe un abrazo!
Anónimo
Muchas Gracias!
Anónimo
Mucha de la tecnología que las empresas empezaron a usar por la pandemia existía desde mucho antes de la pandemia solo que muchos empresarios no quieren invertir en TICS y con la pandemia no les quedó de otra que hacerlo o quedar obsoletos, muchos empresarios no estaban acostumbrados a que sus empleados trabajarán en forma remota y usaran la nube, el Big Data, Comunicaciones sobre la nube y muchas otras aplicaciones, un servidor trabajó con compañías globales y desde hace 20 años usamos mucha tecnología que el empresario mexicano no quiere invertir.

Escribe un comentario.

PUBLICACIONES SIMILARES