¿De qué depende que tu negocio sea exitoso? Edgar Hernández Cancino Quintero

¿De qué depende que tu negocio sea exitoso? Edgar Hernández Cancino Quintero

 
Depende de ti mismo, pues tú eres el componente vital de tu negocio. Eres quien más desea y le interesa lograr su crecimiento y su continuidad. Eres el artífice de su éxito o de su fracaso. Ten claro que el éxito no llega tan sólo por desearlo, se causa con liderazgo y con manejo de equipo, con administración eficiente de los recursos, con disciplina, organización y filosofía de trabajo bien hecho, con orden, control y esfuerzo. Sobre todo, con decisiones y acciones acertadas: conscientes, inteligentes, sensatas, oportunas, congruentes con las circunstancias, y acordes con el objetivo empresarial y con las problemáticas a resolver y los retos a superar.
 
Como empresario tienes la responsabilidad de quien fijar el rumbo a seguir y la obligación de estructurar el negocio con una organización de orden y de control. Así como de promover que el empleado sea consciente de la importancia de su función y de su responsabilidad de cumplirla con cuidado, diligencia, honestidad y con actitud positiva. También es tu trabajo: formar equipos que laboren armónica y eficientemente; identificar y desarrollar entre los empleados a sus líderes; darles confianza -a la vez exigirles-, para que resuelvan las problemáticas de su puesto, sin importar que tan difíciles sean; establecer una política de capacitación y de mejora continua, tanto del elemento humano como de cada área, departamento o proceso de la empresa.  

Por supuesto que la respuesta a la pregunta ¿de qué depende el éxito de un negocio? abarca muchos factores, como son: un liderazgo estratégico, una dirección asertiva, proactiva y divergente, ubicación adecuada (en ciertos casos), precios justos y competitivos, servicio y atención eficiente, calidad de los productos y de los servicios prestados, una administración eficiente de los recursos, establecer políticas de orden y control, uso de presupuestos, administración en base a efectivo y por objetivos, adaptarse a los cambios y nuevas circunstancias del mercado y de la interacción humana, los avances tecnológicos, capital suficiente, satisfacer la demanda del mercado (que requiere productos y servicios con un equilibrio entre calidad,  servicio, precio e innovación), un buen margen de utilidad bruta, viabilidad de crecimiento y desarrollo dentro del mercado de consumo, fuentes apropiadas de financiamiento, un equipo de trabajo capacitado y comprometido, una estructura jurídica-fiscal- organizacional adecuada a sus características, una estratégica de comercialización y promoción eficaz (saber vender), toma de decisiones acertadas y otros muchos elementos más, que en su conjunto contribuyen al alcance del éxito empresarial. No obstante, el principal factor del éxito de tu negocio es tu pensamiento y la actitud o la disposición que tengas (positiva o negativa, divergente o convergente, de resiliencia o de bajo autocontrol, proactiva o pasiva, asertiva o conformista, etcétera), para liderar y administrar tu empresa y para enfrentar las vicisitudes y complicaciones empresariales que surjan en el día a día.

En la medida que dirijas tu tiempo y tu energía a ello, dentro de una esfera de actuación basada en disciplina, orden, control, planeación, visión, moralidad y ética, divergencia, justicia laboral y dirección asertiva, lo podrás lograr y a la vez evitar muchos de los sucesos que en la dinámica de los negocios son el resultado de la improvisación y de la entropía empresarial. Recuerda que para que un barco llegue a puerto seguro, no sólo se necesita un capitán diestro, también es necesaria una nave bien construida y una tripulación eficiente, leal y motivada.

La improvisación no tiene cabida en el alcance del éxito, tampoco la falta de liderazgo y menos el descontrol. Sé un empresario consciente de lo que más importa y de lo que se debe hacer para alcanzar el éxito empresarial. De ti depende.  ¿Estás dispuesto a hacerlo?

Edgar Hernández Cancino Quintero

Es contador público y auditor, egresado de la Universidad Veracruzana, con estudios de especialidad y maestría en administración fiscal. Realizó un Doctorado en Gobierno y Administración Pública.  Por más de 30 años ha ejercido contaduría pública como consultor de empresas, dictaminador fiscal y perito contable. Es socio director de XELCRON Empresa de Tecnología especializada en Sistemas Administrativos. Socio Director de Cancino, Hidalgo y Asociados, S.C.  Ha impartido conferencias, talleres y cursos en desarrollo humano y en las áreas de fiscal, ética y contabilidad en diversas universidades públicas y privadas en México y en el extranjero. En el 2011 publicó la obra Ponga en orden su vida y sea feliz: controle su entropía y en el 2013 el libro Decídete a ser feliz: una guía para lograrlo.


COMENTARIOS

Esta publicación aún no tiene comentarios disponibles.

Escribe un comentario.

PUBLICACIONES SIMILARES