Microcosmos. ¿Cómo motivar a tu equipo? Luis Angel Valiente

Microcosmos. ¿Cómo motivar a tu equipo? Luis Angel Valiente

 
Existen muchos retos que debemos cumplir para convertirnos en líderes ejecutivos, y uno de ellos, es mantener siempre motivado a tu equipo de trabajo.

Motivar a quienes conforman nuestro equipo de trabajo, es más sencillo de lo que te imaginas, lo primero que tienes que hacer es identificar cuáles son los estímulos que los orillan a ejecutar acciones. 

Para esto tienes que identificar el microcosmos y el macrocosmos de cada uno de tus colaboradores. 

En este artículo vamos a platicar del microcosmos, 

El microcosmos se refiera a todos aquellos pensamientos y sentimientos que orillan a un colaborador a reaccionar, es decir, si son sentimentalmente fuertes o vulnerables, y dependiendo de su perfil debes ajustar las palabras y el tono de voz que utilizas cuando te diriges a ellos, para transmitir el mensaje de forma efectiva. 

¿Puedo realizar un regaño muy severo, sin perjudicar la seguridad de toma de decisiones, pero con el énfasis adecuado para que entienda mi colaborador que no tiene permitido cometer el mismo error una segunda ocasión, pero que al mismo tiempo entienda que necesito que siga intentando nuevos sistemas? 

Sí, puedes hacerlo, suena muy complejo, pero es muy simple, el secreto está en conocerlo muy bien, y saber en qué tono y con qué palabras debes referirte a su persona y a la situación.
Uno de los puntos importantes, consiste en elegir el momento del día adecuado para hablar con él o con ella, dependiendo el objetivo que buscas, puedes provocar reacciones diferentes, no es igual hablar en la mañana, cuando sus sentidos están alerta y despiertos a realizarlo en la noche cuando ya están agotados y las recciones son más lentas; puedes invitarlo a comer y aprovechar un entorno diferente, todo depende del mensaje. 

También es importante que tomes en cuenta el lugar, pues eso le dará énfasis a tu mensaje, si lo citas en tu oficina con tu escritorio de por medio, le estás mandando un mensaje claro de autoridad, y sobre todo de relación empleado-patrón, si no hay nada de por medio entre tú y él o ella, estás mandando un mensaje de igualdad y conciliación; si están de pie o están caminando, los resultados serán diferentes, por tal motivo tienes que decidir muy bien en qué lugar dar tu mensaje. 

En el caso de buscar la motivación en tu equipo de trabajo tienes que tomar en cuenta de forma individual, cuáles son los detonantes de su microcosmos, es decir, puede ser que tu equipo sea sensible y su motivación la encuentre en palabras de aliento y discursos de motivación, o puede ser que sean agresivos y tengas que incluir algunas palabras altisonantes para que vean en ti un liderazgo firme que quieran seguir, todo depende de las características de tu equipo.  

Es cierto que no existe mejor motivación que la monetaria, si preparas algunos bonos de productividad te van a funcionar de maravilla, pero además tienes que descubrir los detonantes que mantengan esa energía elevada y tu equipo pueda desarrollar su trabajo con la mayor calidad posible. 

Si no puedes otórgales bonos, respalda sus actividades personales y compromete a todo el equipo, puedes otorgar permisos especiales para fiestas de cumpleaños, fechas especiales o jornadas reducidas para tomar clases de cualquier índole, el equipo en general debe adsorber la carga de trabajo y a su vez cada elemento puede gozar de los mismos privilegios, te sorprenderás de lo mucho que te agradecerán tus colaboradores por poder asistir a una reunión familiar o por poder tomar alguna clase a la semana, y eso los motivará a trabajar con buen estado de ánimo los días restantes. 

El secreto está en decirles las palabras que ellos quieren escuchar para sentirse comprometidos, y para eso tienes que ser realista, partir de la verdad y hablar sinceramente siempre te va a ser de utilidad, después usa el tono y la intensión adecuados para que ellos se sientan bien:

"Señoritas y señores muy buenos días. Ya sé que tenemos muchísimo trabajo, estos días vamos a estar saliendo tarde y por la misma cantidad de dinero. Pero les propongo que pongamos música a todo volumen y disfrutemos al máximo el día, total si tenemos que estar aquí tanto tiempo, vamos a disfrutarlo y a tratar de estar concentrados y relajados. ¡Vamos a disfrutarlo! Trabajando y bailando para bajar de peso, vamos a hacer lo que ya sabemos y a divertirnos que el día se termina rápido.”

Ahora que si lo que buscas son resultados extraordinarios, vas a tener que ensuciarte las manos, los mejores líderes son los que están codo a codo con su equipo trabajando por igual, esos son los más respetados, y sobre todo los más seguidos, pues el equipo de trabajo siente el avance en los proyectos por el empuje fuerte del líder y al momento de recibir funciones delegadas por su líder, siente un compromiso muy fuerte por no cometer errores, porque están confiando en sus capacidades.

Como conclusión puedo aconsejarte que te tomes el tiempo de checar el estado de ánimo de cada colaborar y de platicar un poco de algunas cuestiones extralaborales que te permitan conocerlos más y con eso saber cómo sacar el mayor potencial de tu equipo de trabajo. 

Te invito a leer también acerca del macrocosmos, la segunda parte de este artículo que seguramente te será de mucha utilidad. 

Luis Ángel Valiente
luis.valiente@bluebusiness.com.mx

Comunicólogo, consultor y asesor de empresas en temas de comunicación corporativa y mercadotecnia.






COMENTARIOS

Esta publicación aún no tiene comentarios disponibles.

Escribe un comentario.

PUBLICACIONES SIMILARES