Es la Educación, Estúpidos. David J Azcorra Cámara

Es la Educación, Estúpidos. David J Azcorra Cámara

 
Para quienes no sepan. El origen del título de este artículo está basado en una frase propuesta por James Carville, asesor de Bill Clinton, durante las elecciones presidenciañes estadounidenses de 1992.


Cuando pensamos en una persona analfabeta se nos viene a la mente la imagen de un adulto mayor. En efecto, el INEGI determina que un analfabeta es una persona mayor de 15 años que no sabe leer ni escribir en absoluto. En México sólo el 4.7% está en esta estadística, es decir, de cada 100 personas 5 son analfabetas.

El lenguaje es un sistema propio de los humanos para comunicarse, pero ¿cuál es el propósito del lenguaje, más allá de compartir emociones?

Si hemos llegado como humanidad a crear computadoras cuánticas y enviar sondas a los confines del universo es gracias al conocimiento acumulado y a la capacidad de transferirse; el sistema es precisamente el lenguaje.

En México, somos campeones en hacer leyes. Hay leyes para casi todo. De hecho existe una Ley General en Materia de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación que dice en su artículo 6o que "El Estado debe garantizar un entorno favorable para la promoción, desarrollo y comunicación de las humanidades, las ciencias, las tecnologías y la innovación, y adoptará medidas que promuevan la calidad técnica de la investigación, la disposición social y el acceso universal al conocimiento humanístico y científico y a sus beneficios sociales en todas las regiones del país, así como la adecuación cultural y la seguridad humana y ambiental de sus aplicaciones tecnológicas.”

Lo anterior abre un tema interesante: la enorme brecha del analfabetismo digital.

El analfabetismo digital se refiere al nivel de desconocimiento de las nuevas tecnologías, que impide que las personas puedan acceder a las posibilidades de interactuar con estas. En un sentido estricto hace referencia a la imposibilidad de navegar en internet, acceder a contenidos multimedia, socializar mediante las redes sociales, crear documentación o discriminar información relevante de la superflua.



Y llegamos al punto central del artículo. El acceso al conocimiento.

Para comprender de manera integral la importancia del acceso al conocimiento es necesario ubicarlo en la llamada Jerarquía DIKW (Data, Information, Knowledge, Wisdom). Se explica a través de una pirámide en la que en la base se encuentran los Datos, subiendo un siguiente nivel a la Información, después al Conocimiento y finalmente en la parte más alta de la pirámide la Sabiduría.

Esta jerarquía, cuando la ponemos en un contexto de tecnología y la confrontamos con los modelos tradicionales de aprendizaje que se han aplicado por siempre en universidades nos permiten ver la brecha que puede llegar a surgir entre quienes son analfabetas digitales frente a quienes no lo son.

Hoy el acceso al conocimiento tiene diversos medios además de los libros, tesis, documentos científicos, cátedras impartidas en las universidades, talleres presenciales o en línea o contenido digital disponible en plataformas de internet.

Un analfabeta digital será incapaz de poder utilizar la Inteligencia Artificial como un instrumento para acceder al conocimiento. Lo más probable es que permanezca por debajo de la Pirámide del Conocimiento.

La gran pregunta es: ¿En qué parte de la visión del Estado Mexicano está la digitalización de la educación? Un niño que hoy entra a primero de primaria dentro de 10 años estará en el primer escalón de la prepa. ¿Cuál será el retorno de inversión que hoy se está haciendo? ¿Se está haciendo alguna inversión?

Creo que México está siendo gobernado muy al estilo de la selección nacional de futbol. Yo nací en la era Echeverría, le siguió JOLOPO, De la Madrid, Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña y hoy AMLO; y nomás no pasamos del quinto partido. En un país donde el talento está por todos lados.

La visión de corto plazo clásico de mentes educadas en la cultura de la escasez y el sistema de creencias de un pueblo basado ancestralmente en que alguien va llegar a resolver nuestros problemas, contrasta con sistemas parlamentarios fuertes de países europeos que tienen sistemas educativos fuertes y que generan ciudadanos preparados.

Así que: ¡Es la Educación, Estúpidos!

"Sin educación, los niños no pueden encarar los desafíos con los que se encontraran. Por lo que es muy importante darle a los niños educación y explicarles que deberían jugar un rol en su país”. Nelson Mandela


COMENTARIOS

Esta publicación aún no tiene comentarios disponibles.

Escribe un comentario.

PUBLICACIONES SIMILARES