O cambio, o Muero. El hombre del Espejo. Victor Alvarez Palma

O cambio, o Muero. El hombre del Espejo. Victor Alvarez Palma

 
"Todo cambia; nada es". Heráclito de Éfeso.

En esta nueva realidad es inevitable, o cambias o cambias.

A la fuerza, por decisión, o por necesidad, pero la constante es el cambio.

Pero escuchamos las palabras cambio y transformación, y parecen lo mismo, pero no lo son.

En el cambio se pretende mover el orden de lo que ya existe, se busca un resultado diferente.

Se gestionan los recursos con los que se cuenta de una manera diferente, para lograr una modificación de sus resultados.

La transformación incluye al cambio, es algo mas profundo. No consiste en solo modificar el orden de los recursos que ya existen, sino de crear nuevos, de iniciar de nuevo partiendo de cero.

Es re inspirar, refundar, reinventar, rediseñar, rehacer, es algo que transforma al individuo, y de ahí, de las personas, se logra modificar. Es algo que modifica la esencia.

El enemigo del cambio y de la trasformación es el miedo. Todos los sentimos, pero algunos lo logran vencer.

El clásico ejemplo de la trasformación del gusano a la mariposa, nos demuestra como ocurre una modificación a nivel celular de estos animales, pero dicha transformación busca la excelencia, que
otorga la naturaleza.

Por tanto, el concepto es más trascendente.

Esta nueva realidad que vivimos nos obliga al cambio, y pretender no hacerlos es como tratar de evitar ser arrastrado por un rio y sus fuertes corrientes.

Hoy veo con agrado mucha gente trabajando en la reflexión y transformación de sus modelos de negocio, este término que, aunque siempre ha sido usado como herramienta de Desarrollo Empresarial, nunca había sido tan mencionada y analizada.

Veo con agrado que firmas de servicios, boutiques de ropa, restaurantes, etc. hacen cambios y modifican sus modelos en busca de redescubrir esos caminos que los lleven al éxito empresarial.

Sin duda el esfuerzo, combinado con el conocimiento y la experiencia los llevara al logro de sus objetivos. Es inevitable.

Basado en mi experiencia profesional, puedo opinar que un cambio empresarial puede llevar al menos tres años para lograr comenzar a ver sus frutos.

Es imposible creer que este proceso pueda ser inmediato.

Y deberá ser un proceso de continua reflexión, análisis y lo más importante de implementación, ya que las buenas ideas, habrá que llevarlas al terreno de las acciones.

Victor Alvarez Palma

Victor Alvarez Palma es Contador Público por la Universidad Autónoma de Yucatán, Cuenta con especialización en finanzas y maestría en finanzas por la Universidad Anahuac Mayab se ha desempeñado en diversas áreas de contabilidad y finanzas de empresas privadas. Es Director General de Talleres Peninsualres Alvarez miembro del Colegio de Contadores Públicos de Yucatán y ha fungido como Vicepresidente de Relaciones Públicas y Difusión del Colegio. Actualmente es Vicepresidente de Desarrollo Profesional del mismo Colegio. Miembro de Coparmex y Canacintra. 


COMENTARIOS

Esta publicación aún no tiene comentarios disponibles.

Escribe un comentario.

PUBLICACIONES SIMILARES