¿Positivismo o Confianza? Víctor Pérez Pérez

¿Positivismo o Confianza? Víctor Pérez Pérez

 
Hace unas semanas vi un artículo sobre positivismo en las empresas que llamó mucho mi atención, especialmente en la parte inicial donde resaltaba el cómo pensar en positivo en las organizaciones no cambia la realidad que muchos colaboradores enfrentan con horarios excesivos de trabajo y bajas condiciones salariales en las que viven, lo anterior reforzaba mucho la idea del daño que le está haciendo a las personas que las organizaciones para las que colaboran se adentren en una cultura de positivismo de manera reiterada, alejándose de la realidad y considerando que solamente con decirlo reiteradamente, las personas serán más positivas y felices. 

Es cierto que últimamente existe una corriente muy importante que lleva a las organizaciones a pensar cada vez más en las personas y preocuparse genuinamente por los colaboradores, y es ahí donde prácticas como el mindfulness corporativo, talleres para control y manejo de emociones y adentrarse en una cultura positiva surgen como herramienta para pensar en la salud mental y el bienestar de las personas. 

La diferencia entre las personas que cuentan con equipos de trabajo conformados por personas sanas y las que no, a pesar de implementar las herramientas anteriores están en dos elementos:
  • El origen genuino de ayudar. ¿Realmente conoces y te preocupas por las personas de tu empresa, o solamente llevas a cabo técnicas que superficialmente mejoren la situación con el objetivo de que te produzcan más y mejor? 
  • Conformar una cultura de confianza más allá de alegría y positivismo. ¿Sabes realmente escuchar a tus colaboradores y ayudarlos a mejorar como personas? ¿Generas espacios que les permitan abiertamente externar sus sentimientos y percepciones sin miedo a represalias? 
Hablar de una cultura alegre y positiva hace mucho daño si realmente la estrategia se pone en manos de gente incompetente y superficial, los primeros errores empiezan a surgir cuando por el afán de querer aparentar que todo está bien presentamos el resultado de las acciones implementadas con alegría y positivismo, pero cada foto y cada recuerdo lleva consigo un vacío enorme en el desconocimiento real de las personas ¿quiénes son, qué sienten y cómo el estar contigo los está ayudando a poder ser mejores? 

Tal vez las reflexiones previas parecieran una utopía, pero si analizamos entornos organizacionales en los que la gente realmente quiere estar, ¿qué es lo que tienen en común? Desde mi punto de vista es algo muy sencillo: Un estilo de liderazgo que es capaz de asimilar que trabaja con personas que individualmente tienen sentimientos, emociones, pensamientos, anhelos e ilusiones y el reto más allá de solo inculcarle que sea positivo y feliz, está en generar la confianza que permita externar las situaciones y trabajar en ellas.

Generemos culturas de confianza, donde seamos capaces de dialogar y construir respetando al individuo y no solamente culturas positivas donde se pretenda que todo está bien. ¿De qué 
sirve una foto con sonrisas falsas y una clase de cómo ser más positivos, alegres y felices si desconocemos el fondo de todo? Preocúpate genuinamente por las personas, y ellas se ocuparán y preocuparán también por ti. Te invito a que lo pienses y decidas, ¿qué está en tus manos hacer hoy?

Lic. Victor A. Pérez Pérez 

Es licenciado en Mercadotecnia por la Universidad Marista de Mérida, ha tomado diplomados, cursos y talleres en áreas de negocios, actualmente cursa una maestría en Administración e Innovación empresarial. Ha colaborado en empresas de alcance nacional e internacional generando experiencia en planeación estratégica, coordinación e inteligencia de mercados. Actualmente es profesor universitario y gerente de Nexus BP, una asociación yucateca que busca impulsar el crecimiento institucional en las empresas de la región mediante una red de más de 60 empresarios, accionistas y directivos.


COMENTARIOS

Esta publicación aún no tiene comentarios disponibles.

Escribe un comentario.

PUBLICACIONES SIMILARES