El Cerebro (III). Viviendo con Sentido

El Cerebro (III). Viviendo con Sentido

1 1600
 
Maestros de nuestro cerebro.

Como Maestros de nuestro cerebro, ¿sabemos conducirlo y enseñarle  para que esté en constante aprendizaje de nuevas habilidades?

"No tengo talentos especiales, pero si soy profundamente curioso”.  Albert Einstein 

Un buen maestro sabe que el conocimiento y la sabiduría tienen sus raíces en la curiosidad,  por ello los  mejores  profesores son los que logran despertar e infundir la curiosidad a sus alumnos.

Con nuestros cerebros somos a la vez profesores y alumnos, entonces es responsabilidad de noso-tros el despertar e infundirnos la curiosidad, recordemos la frase "no hay alumnos malos, hay ma-los maestros”.

El envejecimiento de nuestro cerebro está íntimamente relacionado con mantenernos o no activos, curiosos, aprendiendo, inventando, creando.

El ser un buen maestro y alumno determinará que cerebro tenemos. ¿Con cual nos identificamos?

Cerebro común.

A) Hace mucho tiempo que no me siento inspirado 
B) Mis creencias y opiniones son inamovibles.
C) No leo, ni asisto a cursos, seminarios o conferencias, no sé cuanto hace que no aprendo nada nuevo.
D) Me siento muy conforme con mi percepción de la vida.
E) Dejó que los demás tomen las decisiones sin preguntarme ni cuestionar.

Cerebro Premium

A) Vivo continuamente inspirado.
B) Profundizo y cuestiono mis creencias
C) Leo, asisto a cursos, seminarios, conferencias, soy un aprendiz de todo.
D) Busco y disfruto el reinventarme.
E) Trato de opinar y cuestionar.

"Mejor que mil días de estudio diligente es un día con un gran maestro”. Proverbio Japonés 

Mario Montalvo Ortega.

Mario Montalvo Ortega es Presidente de Grupo Montalvo firma especializada en armonía financiera, familiar y  empresarial con más de 60 años de operaciones en el Sureste de México. También es Presidente de Fundación Montalvo que presta ayuda psicológicaa niños de escasos recursos, de edad preescolar hasta primaria que viven en Yucatán.


COMENTARIOS

Anónimo
Gracias, (reflexión que inspira)

Escribe un comentario.

PUBLICACIONES SIMILARES